Rafael Zabaleta y Miguel Hernández unidos en un mismo espacio

La descripción de Josefina por parte de Miguel Hernández tiene una metáfora muy plástica al describir sus cejas con finos trazos de carboncillo. Esto demuestra que también se pinta con la palabra. El corazón  asaeteado es una metáfora plástica de enorme fuerza pese a su aspecto infantiloide y popular. Me encanta el logotipo escogido; aunque para mí sobra la pluma. Es un dibujo ingenuo que me recuerda enormemente a los putrefactos lorquianos.

Buena confluencia, Rafael y Miguel pueden compartir un espacio poético común. Puede decirse que en el Museo conviven dos vidas truncadas antes de tiempo. Dos corazones enormes laten y cohabitan en un  mismo espacio expositivo. En realidad, son muchos los latidos que allí resuenan: Josefina Manresa, Cesáreo Rodríguez-Aguilera, Eugenio D’Ors, Miró, Picasso, Hugé, etc.

Estando en la planta baja recordé la exposición de carteles de la Guerra Civil que organicé hace una década en colaboración con la Fundación Pablo Iglesias. Qué triste final para el poeta y para su mujer. La triste historia que acarrea cualquier Guerra. El audiovisual proyectado conmueve.

Enhorabuena Rosa Valiente, el museo que dirijes es un lugar maravilloso.

 josefina

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo MuseoZabaleta, RafaelZabaleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s