Visita relámpago al Prado y vértigo en el Reina Sofía

Este año los alumnos han visitado el Museo del Prado y el Reina Sofia. Como profesor la visita me supo a poco e incluso llegó a ser frustrante. Lógicamente a ellos, en su mayoría de otras opciones diferentes a las de arte, no les atrae y gusta tanto esta visita, pero a mí, como profesor entrar en el Prado un par de horas es un sacrilegio. Y qué puedo decir de mi paso de quince minutos por el Reina Sofía… Digamos que el tiempo de la visita programada corría tan rápido que no hay planificación posible que permita contemplar los cuadros con el debido interés que merecen. Desde mi última visita a ambos museos las colecciones han ido cambiando y el espacio expositivo del Reina Sofía por ejemplo es cada vez es más didáctico en su contextualización.

Estos tiempos modernos hacen que cosumanos arte con el rápido movimiento de nuestros dedos sobre pantallas digitales y así pasan las imágenes ante nuestra mirada con una velocidad vertiginosa donde el detalle ahora es fragmento. El museo convertido en un tríptico que hay que recorrer a gran velocidad sin ver, sin sentir.

Lo único bueno de este pecado artístico de visitar museos en un par de horas es que algunos alumnos a partir de ahora sentirán más interés por el arte y volverán a visitar museos. En su inconsciente colectivo ya hay abierta una sala con las Meninas de Velázquez: espacio y aire para respirar belleza en un tiempo detenido.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s