Segundo retrato de artista: Pablo Picasso

Para el segundo trabajo en grafito realizaremos un doble homenaje: un retrato al pintor Pablo Picasso visto a través del objetivo del fotógrafo Irving Penn. Dos potentes miradas enfrentadas: la del pintor y la del fotógrafo. Ambos fueron innovadores en su hacer y cambiaron la manera de enfrentarnos a las obras de arte. Cada uno en su campo; Picasso como destructor de la pintura e Irving Penn con sus arriesgadas composiciones, fueron dos maestros a la hora de ver el mundo con una nueva sensibilidad estética.

En esta ocasión también aprovecharé la excusa de retratar a artistas famosos para contar ciertas anécdotas sobre sus vidas y obras. En la foto de Irving Penn Picasso posa con un regalo hecho por un jiennense. Rafael Zabaleta le dio un sombrero cordobés que el propio Picasso le había pedido.

Irving Penn, que es conocido por sus fotos de moda, volvió a realizar una composición donde las diagonales generan un dinamismo compositivo muy interesante. Sus habituales recortes de la figura y el foco de atención centralizado en el ojo de Picasso dan al retrato una fuerza extraordinaria. Mantener la mirada del genio aún genera tensión en el observador. Picasso fue modelo del principal fotógrafo de moda y en su coquetería reivindicó sus raíces andaluzas.

Para el próximo homenaje ya estoy buscando nuevo artista y fotógrafo. Admito sugerencias.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s